Los grandes maestros espirituales

Los grandes maestros espirituales

Momento de las ofrendas

Los grandes maestros espirituales buscaban algo, lo principal, sea esto lo que sea, buscan lo último, aquello donde no se puede llegar más lejos ni hace falta, lo que yo llamo lo irreductiblemente real. No es lo que busca la mayoría, haciendo cierta la idea de que si haces lo mismo que los demás, tendrás sus mismos resultados. El caso es que cada uno de nosotros está en un punto, no siempre claro, más bien confuso, con metas confusas y enseñanzas limitadas aunque puedan resultar útiles en cada momento para cada persona. Nadie está mal en el punto en el que está. Las etapas que voy a describir a continuación son fruto de mi experiencia y observación, no todos recorren cada una de ellas y suelen solaparse etapas distintas en un mismo momento. La finalidad es aclarar dónde estamos y a dónde vamos, o dónde fueron los sadgurús de los que vamos a hablar.

La palabra «espiritualidad» me ha dejado de gustar hace tiempo, ya que no representa lo que yo estoy viviendo ni lo que había vivido. Por comodidad o peor, por conveniencia, se ha venido llamando espiritualidad y camino espiritual a todo lo que de algún modo toca algo inmaterial que se supone que somos nosotros mismos, alma, espíritu, Brahman, Parabrahman, Ser, Verdad Última y otros muchos nombres. Las distintas versiones de la espiritualidad van llenando aspectos nuestros que tal vez precisaban atención, lo cual finalmente o como resultado nos lleva al paso siguiente, creando lo que parece una evolución o camino.

En el peldaño más bajo de lo que llamamos espiritualidad, encontramos las sectas. En ellas, un personaje asume el control completo de la vida del adepto y exige una gran cantidad de trabajo y aportaciones económicas. La libertad de pensamiento y de la propia búsqueda son vistos como enemigos. Las posibilidades de salir son difíciles y uno puede quedar tocado psicológicamente.

A continuación viene la religión. Un dios externo tiene una organización a su servicio, pero sobre todo tiene una jerarquía y unos intérpretes de su voluntad y sus palabras. La necesidad de recursos económicos es grande pero la persona es más libre para decidir su contribución y el tiempo que le entrega o dedica a la religión. Cuestionar puede no estar bien visto pero hay a la vez numerosas variantes, escuelas o corrientes que permiten acomodar las divergencias. Esta forma de espiritualidad se encuentra con frecuencia enlazada con la política, integrándola o siendo rechazada en función de las posibilidades de control sobre los seguidores.

Lo que yo entiendo por espiritualidad en sentido estricto es el siguiente paso. Encontramos muchas corrientes mucho más libres. Las personas entran y salen de un grupo a otro dentro de este ámbito. No hay intérpretes de la ley divina sino maestros que han recorrido una gran parte del camino, que tienen experiencia y actúan tanto de maestros como de consejeros. Las necesidades económicas siguen teniendo peso en función del modo de implantación y su proyección en un país. La libertad personal gana terreno y uno puede cuestionarse la doctrina sin que haya demasiado problema salvo que se adopten posiciones muy disonantes. Una de las cuestiones más conflictivas aquí es quién sucede al maestro tras su muerte.

Extraído del Capítulo 1 de Sadgurú, escrito por Antonio Plana.

Hace diez años comenzó a viajar a India tanto como pudo. Se dio cuenta de que el linaje de Nisargadatta abarcaba mucho más de lo conocido en occidente y en lengua española. Acostumbrado a escribir para los juzgados, encontró una tarea más agradable en escribir las historias que narra en sus dos libros anteriores (Liebre de Marzo, Ed.) y finalmente, reconstruyó la historia del Inchegiri Navnath Sampradaya sobre el terreno, en la propia india, contada por los paisanos y por los maestros vivos de la tradición. Siendo una voz autorizada, o de las más autorizadas en el tema, tanto de las enseñanzas como de la historia del linaje, con frecuencia es consultado por sus lectores sobre la búsqueda y la comprensión.

Un comentario en “Los grandes maestros espirituales

  1. Hola
    Al margen de las particularidades del autor seguro que es una buena introducción e invita a coger un avión e ir a la India…. Plana en su recorrido ha llenado un vacío que hasta ahora había en España. No sabemos como decía uno de los editores de esta editorial si también del mundo pero seguro que en España y en la lengua castellana.

Dejar un comentario

Puedes usar HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ver más

  • Responsable: Associació per a la lectura i la pràctica del llibre Un curso de milagros.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a cdmon.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad